sábado, 27 de septiembre de 2014

Spreaker: importante decepción










Conocí Spreaker desde casi sus inicios.
Y no me gustaba.
Llegué a debatir con algún compañero de aulaBLOG al respecto.
- ¿Por qué no te gusta Spreaker?


Básicamente, entonces, porque era una simple herramienta de creación de podcast que incluía una cuña publicitaria en tu propio archivo de audio. No recuerdo ahora si era al principio o al final de la pista... Pero era dentro de tu propio archivo sonoro. Un mensaje en inglés para recordarte que habías hecho esa grabación empleando la estupenda herramienta denominada Spreaker.
Unos meses después, la herramienta mejoró de forma espectacular.
No sólo permitía la creación y el guardado del podcast sino que se abrió a la posibilidad de emitir audio en directo.
Y eliminó la cuña publicitaria.
Lo supe a través de Javier Monteagudo.
Me convertí, de repente, en uno de sus más entusiastas defensores.
De tal forma que empecé a crear mis emisoras de radio.
La verdad es que era un poco complejo el tema de las identidades.
Pero una vez resuelto, la herramienta era muy cómoda y sencilla.
Creabas tu canal de emisión y salías en directo.
Desde un dispositivo móvil como mi iPad...
Claro que no es fácil que tus seguidores estén conectados para oirte en el momento.
Aún así, hicimos nuestros esfuerzos para salir a una hora determinada  y que algún posible seguidor pudiera estar ocioso para conectarse a la emisora.
Luego, lo mejor, era que ese mismo audio se podía embeber en cualquier sito para su escucha en diferido.
En el curso 2012/13 creé una emisora con mis alumnos de Español para Extranjeros del Centro de Adultos de Colmenar Viejo.
Nos lo pasamos muy bien grabando, emitiendo y escuchando en diferido las entrevistas con María y Vladi, con Karima y Mohamed, con Agnieska y Kristin, con Margarit y Margaretta,  con Dania.
En julio de ese mismo año, el 2013, el año pasado, presentamos la herramienta en el taller de radio en directo que impartí con José Miguel Sancho en el VIII Encuentro de aulaBLOG, en San Sebastián. Allí hicimos una entrevista a algunos de los asistentes y la emitimos, grabamos y colocamos embebida en el artículo correspondiente del blog del encuentro. Fueron Dani (@daniyecla), Maru (@marudo76), José Antonio (@o_fragha) y Covadonga (@covamarti).
Pues bien, como se puede comprobar por los enlaces que he incluído en el artículo, los audios han sido borrados.
Me puse en contacto con los responsables de la herramienta y tengo que decir que han sido muy amables. Me atendieron personalmente y en español...
Pero...
No se ha podido hacer nada.
Parece que haber estado seis meses sin entrar en el perfil de usuario, es el motivo de este borrado.
Es verdad que recibí un mensaje en mi correo electrónico advirtiéndome de este hecho.
El problema es que lo recibí en uno de mis perfiles.
El que está asociado con mi cuenta de correo.
Mi primer perfil y que he utilizado casi únicamente a modo de prueba.
Los otros dos perfiles estaban asociados a otros dos perfiles de Twitter.
Y, en estos, no he recibido comunicación alguna...
Así que no ha sido posible el rescate de los archivos sonoros.
Parece que para los dueños de la marca, seis meses es un tiempo considerable...
Claro, cuando se trata de cuentas gratuitas.
Pues nada.
Ellos se lo pierden.
Herramientas para la emisión en directo hay más.
Por ejemplo la que se cuenta en el artículo del blog del taller.
Es verdad que no es una herramienta tan sencilla...
Pero tenemos el control de los resultados y no estamos dependiendo de la buena voluntad de los propietarios de herramienta alguna... Algo, por otro lado, bastante habitual para nuestra desgracia, en las herramientas gratuitas de la Web 2.0.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...